viernes, febrero 16, 2007

Principales influencias en la obra de Silvio

Silviofilos

La literatura, la plástica, el cine y la música clásica han sido los elementos que más han influenciado la obra de Silvio. Cuando le preguntan a Silvio sobre cuales son los autores que más lo han influenciado, la lista incluye a los siguientes: Neruda, Vallejo, Machado, Hernández, Borges, Guillén, Whitman, Poe y Lorca. Sobre Vallejo, Silvio expresó lo siguiente: "La poesía de Vallejo es una de las lecturas que más me ha impactado. A veces uno lee cosas buenas y disfruta o se impresiona. Pero leer a Vallejo es estremecerse, es vivir una experiencia dramática".



De la música clásica, Silvio ha reconocido la influencia de Tchaikovsky. En una ocasión comentó que el ver la película Fantasía de Walt Disney lo motivó a escuchar música clásica. De la música poplular Silvio ha reconocido la influencia en su música de los Beatles y de Bob Dylan. Sobre la influencia de los Beatles nos comenta: "En 1964 me presentaron a los Beatles, pero no me gustaron. Debe ser porque las primeras canciones que oí eran algo estridentes. Sin embargo... acabé en la adicción."


Silvio ha sentido una gran atracción por la literatura y el arte fantástico y el género de horror: "Creo que que le debo tanto a Dracula, Buck Rogers y Peter Pan como a Sindo Garay, los Beatles y Beethoven".

Silvio es adicto a la literatura de Ciencia Ficción, una costumbre que lo ha llevado a tener una de las mejores bibliotecas que existen en Cuba sobre esta área.



Como se puede apreciar, la canción de Silvio es una que posee una gran complejidad debido a la gran variedad de elementos que la han formado. Por esta razón Silvio ha descrito su canción como una especie de Frankestein del pentagrama: "Tiene una hibridez escalofriante; tiene de todo lo que sé, de lo que imagino, e incluso de cosas que sabré mañana" .



Silvio se define como un obrero de la canción, con la salvedad de que estas melodías lo colocan ante un público y eso lo hace famoso. ¿Eso le importa? Poco, la verdad


sea dicha. Prefiere ilusionarse con el hecho de que en el mundo haya menos injusticia e hipocresía, soñar que la gente se fije menos en lo banal y trabaje por lo que realmente es importante. No le preocupa la fama, ni la ropa que usa, no se considera un animal de escena, simplemente lleva la música dentro y un montón que letras que van formando las canciones que ha interpretado en el mundo entero.


¿Y qué queda? Queda un hombre: Quedan cientos de hombres, cientos de mujeres que han sido educados no sólo en el socialismo gracias a Silvio, no sólo en el amor gracias a Silvio, no sólo en la bondad gracias a Silvio. Quedan miles de personas que han sido educadas en un estilo de vida que es, objetivamente, el más justo.



Además, queda una música que parece querer dar guerra unos cuantos años más, un cantante que esperemos alcance la longevidad de tantos trovadores cubanos, una guitarra que se ha multiplicado y en cada uno de sus admiradores ha logrado arrancar acordes insospechados, inauditos, inasibles en ocasiones.

Y quedan miles de canciones, millones de poemas, de odas al amor, a la vida, al hombre. Quedan los versos más tristes y los más jubilosos que jamás se han visto acompañados por tan sublime melodía.
Nos queda Silvio Rodríguez, lo cual es digno de toda alabanza. Y a él le quedamos nosotros, que no somos pocos. Todos salimos ganando.


"No me importa si se deja de llamar Nueva Trova. Yo dejé de ser nuevo hace rato, pero voy a ser trovador hasta que me muera. Seguiré haciendo trova, esa trova que ha existido siempre como tradición de nuestro pueblo. Eso es lo importante".

Yo no sé lo que es el destino,caminando fui lo que fui.Allá Dios, que será divino.Yo me muero como viví.


"El sentimiento de solidaridad humana es necesario para que seamos personas, la libertad a pesar de no existir, es un sueño del que no podemos prescindir, siempre queremos mas, somos insaciables en este sentido. La libertad tiene que ver con el respeto. La paz es el respeto al derecho ajeno. No creo en el fin de las utopías, porque ello seria hablar del fin de la sed de justicia".

1 comentario:

xavir68 dijo...

HOla buenas tardes... es clara la influencia de Beethoven en lamusica de silvio, para muestra basta escuchar Oh melancolia... en donde la introducción es básicamente el segundo movimiento la sonata numero 8... una belleza, y creo que en particular la influencia vá más allá... el sentido nostálgico de silvio que linda casi con lo trágico, es otra clara influencia de Beethoven en Silvio. Felicidades por este gran blogger. Saludos y un abrazo.